Un padre posesivo le regala un ostentoso traje de baño a su hija para que no la miren los hombres.




Un padre sobreprotector le regala a su “hijita” de 26 años un atuendo con su rostro estampado en el para que nadie la volteara a mirar, durante un viaje familiar a la playa.

Este es un caso de la vida común en el que un padre un poco posesivo tenía miedo de que los muchachos vieran con malos ojos a su nena de 26 años, por esto encontró la solución ideal.

Luego de vestir el bochornoso atuendo, se volvió el centro de atención en la playa siendo lo contrario de lo  que su padre quería para ella
.
“No podía parar de reírme”, confesó su hija y detalló: “La gente nos paraba para sacarnos fotos”.
¡Hija… te gusto  el vestido de baño que te hizo Papa para las vacaciones?


Con tecnología de Blogger.